Por medio de la Hipnosis Clínica la persona es guiada por el terapeuta, para responder a sugerencias y/o sugestiones de cambios en la experiencia subjetiva, alteraciones en la percepción, sensación, emoción, pensamiento o conducta.

En esta interacción, el terapeuta intenta influir en estas experiencias subjetivas, a través de la generación de estados de trance, que puede ser entendido como un estado alterado de la conciencia o un estado mental especial, para el proceso de sanación de la afección del paciente.

Este proceso suele ser satisfactorio si los pacientes están motivados, son cooperativos y si tienen expectativas positivas y realistas frente a la terapia.

Tratamiento de: Miedos irracionales, trastornos de ansiedad, angustia, trastornos del sueño, trastornos de alimentación, bruxismo, fobias, manejo del stress. etc.